India: Entre dudas de “teleco” y Huawei lanzan 5G

India: Entre dudas de “teleco” y Huawei lanzan 5G

Por: David Asta Alares
Nueva Delhi. La India ha fijado una fecha para la primera subasta de licencias de 5G este año, aunque llega rodeada de incógnitas por las quejas de las grandes empresas de telecomunicaciones sobre el elevado precio y por el papel del grupo chino Huawei, líder en la tecnología vetado por Estados Unidos.

El nuevo ministro de Telecomunicaciones, Ravi Shankar Prasad, anunció a principios de este mes que las pruebas comenzarán en menos de cuatro meses, así como que la inminente subasta del espectro incluirá las bandas del 5G.
Esta tecnología permite multiplicar velocidades y el número de dispositivos conectados muy por encima de las capacidades del 4G sin apenas latencia, y acelerará el internet de las cosas o los vehículos del futuro.
Las “telecos” indias están enfrascadas desde hace tres años en una guerra de precios desde la irrupción de la compañía Jio, parte del gigante indio Reliance de Mukesh Ambani.
Vodafone Idea, la mayor en número de suscriptores, y Bharti Airtel son las otras dos compañías que se disputan un pastel de unos 1.300 millones de habitantes en los que “solo” un cuarto posee un teléfono inteligente.
El problema es que las telecos arrastran pérdidas a causa de la guerra de precios y la implantación de la tecnología de 5 generación (5G) requiere de una gran inversión.

“La industria se ha comprometido a invertir 555.000 millones de rupias (unos 70.604 millones de euros) en la infraestructura de la red 5G”, indicó a Efe el director general de la Asociación de Operadores Móviles de la India (COAI, en inglés), Rajan S. Mathews.
Una buena parte del dinero deberá destinarse a ampliar la hasta ahora limitada red de fibra óptica y, de acuerdo con un informe de la consultora Crisil publicado el lunes, la factura podría ascender a casi 12.000 millones de euros en los próximos dos o tres años.
Con unos costes tan elevados y una deuda disparada, no extraña que las empresas de telecomunicación hayan puesto el grito en el cielo por el precio de 62 millones de euros por megahercio en la banda de 3,5 GHz propuesto por la autoridad reguladora india.
“El precio recomendado por la banda del 5G es casi un 30 o un 40 % más elevado que en mercados como Corea del Sur o Estados Unidos”, según el Mathews.
De acuerdo con el director general, la mayoría de los operadores del COAI han indicado que la subasta es “prohibitivamente cara” teniendo en cuenta la “salud financiera del sector”.
Estas quejas que han llegado a poner en duda la participación de Bharti Airtel y Vodafone Idea en la subasta y que están, según el analista Hugh Unjhazy de la consultora International Data Corporation (IDC), injustificadas.
“Creo que las compañías están predispuestas genéticamente a quejarse de que pagan demasiado a los reguladores”, señaló, antes de advertir que espera que el precio esté en la norma de la región “o un poco más barato en India”.
Pero más allá de las protestas, hay una compañía india especialmente entusiasta con el 5G: Reliance Jio.

La compañía que provocó un verdadero terremoto en el sector con su entrada en la industria, haciendo que los precios de banda ancha en el móvil se encuentren entre los más baratos del mundo, ha anunciado que lanzará el 5G comercialmente 90 días después de la subasta.
“Jio tiene una base de usuarios de alta calidad, ya que no tiene conexiones 2G o 3G heredadas y han gastado un montón en redes LTE (también conocida como 4G)”, señaló a Efe el analista Parv Sharma, de la consultora Counterpoint en la India.
La empresa del gigante Reliance Jio está mejor situada que sus rivales para empezar un despliegue que sin duda será gradual, a causa del enorme tamaño de la nación asiática y del hecho de que las “telecos” no han finalizado ni por asomo con la transición al 4G.
Más allá de los desafíos para las compañías, el papel que las autoridades indias permitan jugar a la multinacional china Huawei también puede afectar al lanzamiento del 5G.
La compañía líder mundial en el desarrollo de esta tecnología se enfrenta al veto estadounidense, acusada de espionaje en plena guerra comercial con China.
El Gobierno indio todavía no ha decidido si prohibirá a Huawei participar en el desarrollo del 5G a instancias de Estados Unidos, donde también compiten la finlandesa Nokia y la sueca Ericsson.
Las empresas de telecomunicaciones apoyan a Huawei después de haber “trabajado muy estrechamente” sin incidentes y con tecnología “de alta calidad adaptada a los requerimientos indios”, según el COAI.
Buena parte de la infraestructura 4G de la India procede de Huawei. ¿Qué pasaría si las autoridades indias cierran la puerta ahora a la compañía china?
“Hay muchas cosas que todavía no están claras, ¿qué pasaría si vetan a Huawei y éstos dejan de prestar apoyo a la infraestructura? Podría ser un problema grave”, sentenció Sharma.
EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *